siento que la fiebre es una expresión mitológica que entra en los inviernos a mi mente y que quema con el calor del infierno, mi cuerpo suda los 39 grados que me hacen sentir como astronauta en la luna mirando el planeta tierra desde lejos. creo que ya es costumbre que año a año el calor de la gripe me atrape y encierre en mis sabanas por 4, 5, 6 hasta 7 dias soñando miedos, inseguridades, descifrando mi yo interno, descubriendo lo enamorado que puedo estar de ti.
después que termina la fiebre, los ciruelos florecen, el calor baja – el invierno ya terminó para mí – y es que aburre la idea de andar con mas de 7 kilos de ropa en cada salida. dos polerones, dos chaquetas, dos cortavientos, los guantes, las dos bandanas, las pantis, los bototos, los audifonos y el casco. aburrido estoy, ayer cuando llegué en la noche, creí recordar mi rencor al frío en una montaña de ropa que inventé en el piso de mi pieza. desesperado me envolví en las mantas de polar buscando el control de la tele y abrazando mi cama recordé lo dificil que es soportar la fiebre en invierno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s